Bibliografía

Proyecto del tramo atirantado del Puente de la Constitución de 1812 sobre la bahía de Cádiz

Publicado el Viernes, 29 de enero de 2016

Antonio Martínez Cutillas(1), Juan Antonio Navarro González-Valerio(2), Silvia Fuente García(2), Gonzalo Osborne Gutierrez(2)

(1) Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Carlos Fernández Casado S.L. (Madrid, España)
(2) Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Carlos Fernández Casado S.L. (Madrid, España)



Resumen
El tramo atirantado del Puente de la Constitución de 1812 sobre la Bahía de Cádiz incluye los 1.180 m de longitud correspondientes a 540 m del vano central entre torres de atirantamiento, los dos vanos de compensación de 200 m de luz cada uno y dos vanos más semi-atirantados de 120 m de luz.
Por ser el de mayor luz, la concepción del tramo atirantado es el que ha condicionado el proyecto de todo el puente. Se presentan los criterios de diseño de todo el puente frente a cargas verticales y horizontales y los elementos específicos de la sección transversal mixta hormigón-acero, losas prefabricadas, tirantes apoyos y juntas de dilatación.

El tramo atirantado del Puente de la Constitución de 1812 sobre la Bahía de Cádiz incluye los 1.180 m de longitud correspondientes a 540 m del vano central entre torres de atirantamiento, los dos vanos de compensación de 200 m de luz cada uno y dos vanos más semi-atirantados de 120 m de luz cada uno (figura 1 a figura 3, [1], [2], [3], [4]).
Por ser el de mayor luz, la concepción del tramo atirantado es el que ha condicionado el proyecto de todo el puente. La luz de 540 m precisa de una sección con un perfil aerodinámico y un canto de 3,0 m. Con este canto pueden conseguirse luces de 75,0 m tanto en construcción mixta hormigón-acero como en tableros de hormigón pretensado. Según la rasante disminuía de altura en el viaducto de acceso del lado Puerto Real, la luz se fue disminuyendo de forma progresiva hasta alcanzar los 40,0 m, por lo que consecuentemente se disminuyó el canto hasta 2,0 m.
Una decisión inicial de proyecto fue mantener una luz de 200,0 m en el vano de compensación del vano principal. Esta decisión tiene repercusión en una menor eficacia del sistema de atirantamiento y dificulta la construcción por voladizos; pero da lugar a una transición de luces formalmente muy adecuada para un puente de gran visibilidad desde un entorno urbano.